antonio-gonzalez-vieitezAntonio Gonzalez Viéitez. Economist.

Over the last decade, the structural situation of the banana sector, roughly, is the next.

1). A volume of more or less stable production over the past decade. It is true that with some pico and 2010 and the current 2016.

2). Export to the Peninsula, single market which currently supplies, It is also very consistent. The same local consumption in the Islands.

3). by cons, imports of bananas have only grown continuously and rapidly. About a 40% in the last decade.

4). All this means that, in the mainland market, Canary banana quota has dropped so uproarious, Today standing around a 60%, while the remaining 40% already occupies the banana (These figures are approximate difference between sources).

5). Like is logic, prices are reflecting this situation. And, throughout the first half of this year, the average price is around island cosechero 0,30 €/kilo. Price that covers costs anywhere near.

6). This situation is "resolved" Canary Island banana leaders (agrupados a Asprocan, to which we have been criticized for many years for its lack of effectiveness, professionalism, transparency and democracy), by deactivation of a part of the production, the famous PICA, this year more present than ever. Of the 35 first few weeks are "stung" in 22. Unheard, the 60% of weeks!

7). Lets look at some relevant data. The average starting price of the wholesale market in the first half of this year, It was 0.93 € / kilo for extra category of Canary bananas, while the banana stood at 0.86 € / kilo. The difference in this part of the business is low. The Canarian banana is only 8,13% more expensive than the banana (Juan Nuez, published in Banana Leaves, 2016)

8). If we now look at the decisive stage, the retail price, in the last quarter (information obtained in centers Mercadona, the most important and leading company in the sector), the Canary banana was 1.89 € / kilo and banana € 0.99 / kilo. Here, and the difference is triggered and the banana is the 90,9% (!!) more expensive than the banana. It's more, if we consider that the above comparison was made on extra category of Canary bananas, this difference still be greater stratospheric.

What does this all mean? That the marketing of Canary bananas, understand the sector as a whole, It is a major disaster.

Why?

It is an old structure "disease" "The lack of unity in action was always the cause of the best initiatives of institutions and experts and intelligent, failed for lack of majority support ... it was [the] cause that prevented applying remedies and quicken ruin ". (statements 1937 Don José Sanso, founder of the current Agricultural Cooperative of Northern Gran Canaria. Taken from the biography by Sergio Aguiar Castilian, Editorial Mercury, 2015).

And we continue in the same. It follows a competing fiercely among exporters canaries. This strategy may make sense during the stage in the Canary banana had no jurisdiction in the mainland market, it was his "captive market". But that disappeared over twenty years ago. And, against all logic, we continue competing among us.

Indeed, to) Organizations Banana Producers (UP) They do not work as they are obliged to do so and most of Cooperatives and SAT sells each on their own, while Asprocan in an irresponsible manner hides and, where appropriate, denies; b) Like this, in the mainland market canaries there are many vendors competing over 40 brands, with different classifications of fruit without any approval, presenting to 5 and 6 different categories that disappear when retail and multitude of packaging and presentations; c) for this reason, Canary banana prices set the peninsular intermediaries, free advantage of the fighting canaries exporters and pulling prices down.

And here the disaster appears in all its splendor because how is it possible that, in the phase of retail and paying low prices to harvesters canaries, sitúen Canarian banana prices twice that of bananas?

Clearly this is an untenable situation and the miracle is that still continues to produce. I.e., you can still continue to sell Canary bananas twice the price of banana and, In addition, not always with the right quality. This temporary situation (it is impossible to hold long) It argues that the Canary banana Peninsula enjoys enormous prestige and, still, there are many consumers who demand, seduced by that intangible heritage "Canarian banana, with pintitas, is different", huge commercial hook, supported by a huge advertising spending that helps maintain its attractiveness. As significant data, banana and drink at least 40 % market and has never spent a dollar on advertising.

The resulting paradox is that those who are benefiting from huge commercial prestige and advertising Canary bananas are the intermediaries, which they are gaining more selling Canarian banana (they buy very cheap) that selling banana and, of course, banana producers.

And the million dollar question Is there a solution?

I dare say that there is no single solution, sino que además está clarísima y que es evidente. Y que tiene que desplegarse en dos planos complementarios. Uno, el de la comercialización y Dos, el de la producción. Ambos se enhebran alrededor del cambio de estrategia que supone el salto del competir entre nosotros a plantearnos competir contra el mundo de la banana, por medio de la Gestión Conjunta de la Oferta Canaria, como intentaré demostrar.

Pero el que diga que hay solución y que está clarísima, ni de lejos quiere decir que sea fácil. Se interpone una vieja estructura de poder platanero, históricamente muy poderosa y que se basa en el mantenimiento de una ineficiente y muy torpe estructura tipo Reinos de Taifas, cuyo objetivo último es su mantenimiento. No de otra manera puede entenderse el comportamiento suicida de Asprocan.

Uno. Comercialización. TO) Lo primero a exigir a las OPP es que cumplan con las razonables exigencias comunitarias, que dejen de comportarse como meras agencias de aduana y comercialicen conjuntamente toda la fruta que tienen a su cargo. B) Hay algunas cuestiones que, por el enorme beneficio que aportarían al resolverlas conjuntamente, han de gestionarse así, por ejemplo el suministro de cartón de embalaje y el transporte a La Península. C) Lo mismo ocurre con otro tipo de cuestiones de enorme relevancia, como la negociación de Convenios Colectivos, únicos en Canarias, para los trabajadores de las fincas y para los de los empaquetados. Lo que impediría la indeseable competencia en asuntos tan sensibles y delicados. D) Acordar y controlar el cumplimiento de calidades homogéneas en la fruta. E) Las categorías que se mantengan no podrán ser distintas a las que, at the end, se presenten a los consumidores con precio diferenciado de venta al público. Presumo que con dos categorías sería suficiente. Porque cuantas más se permitan, más farfullo habrá. F) Establecer una horquilla de precios semanal dentro de la que tendrían que fijarse todos los precios de todas las OPP. G) En casos verdaderamente excepcionales habría “pica”, obligatoria, con destino mientras sea necesario a Bancos de Alimentos y el resto a alimentación de ganado y a las instalaciones adecuadas de reciclaje. H) Mantener la competencia con la banana por la vía de la diferenciación de producto y la producción ecológica. I) Llegar a acuerdos, a nivel global del sector, con maduradores peninsulares para compartir el negocio y establecer un tratamiento equilibrado de las ganancias de ambos. J) En relación con las empresas del tramo minorista, atender el papel de las grandes cadenas empezando por Mercadona, y demostrarles que las enormes ganancias que hoy obtienen con la venta del plátano canario, van ligadas a la ruina de los cosecheros isleños, y que se trata de una estrategia sin recorrido. Y que compartir el negocio supone modificar drásticamente la actual relación precio plátano/precio banana. K) La reconquista de otros mercados europeos tendrá que basarse en producción ecológica bien controlada.
Cualquier persona que haya tenido el interés y la santa paciencia de llegar hasta aquí, dirá con seguridad que todo esto está muy bien, pero que es irrealizable.

Pues bien, ante esta opinión, hay que indicarle que de acuerdo con la información proporcionada por don Narvay Quintero, los responsables plataneros de las RUP francesas han unificado toda su producción en una sola empresa, con una única comercialización, con una única caja y con un único precio. Necesidad obliga. Y los resultados que van obteniendo en el mercado francés del plátano, son muy positivos.

Dos. Producción. Hay que garantizar calidad, producción ecológica y evitar picos de producción para mantener una cierta regularidad a lo largo de todo el año. Porque, en la actualidad y como sabe todo el mundo, los replantes y las nuevas plantaciones se hacen en Agosto. Por eso están cantados, alternativamente, problemas de sobreproducción y escasez. Por eso es imprescindible una verdadera planificación de la producción. Para ello y para todas las actuaciones que, voluntariamente, realicen los cosecheros y que sirvan para llevar adelante la planificación de la producción, incluyendo las muy excepcionales “picas”, se creará un Fondo de Compensaciones. Que, as well, se podría utilizar para convocar un concurso internacional que premiase la mejor propuesta práctica para el aprovechamiento industrial de las importantísimas cantidades de fruta no apta para la comercialización.

Una última cuestión estratégica. Muchos vemos con enorme inquietud el vigoroso proceso de concentración de la producción en cada vez menos cosecheros. Y es que la razón fundamental para mantener las generosas ayudas europeas está en que muchos miles de cosecheros isleños se beneficien de ellas. Sostenerlos en el cultivo y diseñar estrategias conjuntas para atraer nuevos agricultores se torna tarea de especialísima importancia. Una forma ya prevista en otros ámbitos de la PAC para evitar estos procesos, está en que las ayudas estimulen más a los pequeños cosecheros, al tiempo que se ponga un techo a las ayudas de las que pueda beneficiarse cualquier productor particular.

Para terminar. Las viejas deficiencias estructurales del sector platanero canario son bien conocidas desde hace un siglo. Pero siguen rampando a sus anchas. Y estas deficiencias se han conseguido mantener hasta ahora, lo que demuestra su tremenda fortaleza y capacidad de resistencia. Pero todos sabemos que, a lo largo de un tiempo más o menos largo, los procesos de cambio van madurando. Van apareciendo nuevas contradicciones que van debilitando los viejos muros de contención y las antiguas palancas de poder. A mi modo de ver, esto viene sucediendo en el sector platanero canario con enorme contundencia y rapidez. Las fuerzas hasta ahora inexpugnables se van quedando viejas y aisladas. El problema platanero está maduro. Hay que actuar. Antes que se nos pudra por nuestra dejadez y falta de coraje.