Search
viernes 15 de diciembre de 2017
  • :
  • :

Ganadería y energía solar van de la mano en Fuerteventura.

Quesos Lomo BlancoUna quesería de la isla inaugura la mayor planta de energía fotovoltaica (solar), aislada de la red, instalada en Canarias.

Quesería El Cigarrón 2La granja ganadera El Cigarrón del municipio de Betancuria y que elabora los quesos de la marca Lomo Blanco, acaba de estrenar la mayor planta solar del Archipiélago para el autoabastecimiento de energía.

Los hermanos Teodoro y Pedro Peña Hernández, propietarios de la ganadería Lomo Blanco, son la cuarta generación de ganaderos en la estirpe familiar. El bisabuelo Pedro Peña tuvo ganado en Gran Barranco y tenía una gran fama por la calidad del queso que elaboraba. La tradición la siguió su hijo Bernardo que trasladó sus cabras al Valle de Santa Inés y aquí continúo con la labor ganadera.

El hijo de éste, padre de los hermanos Teodoro y Pedro, recogió el testigo, primero en el Valle y desde hace tres años instalaron sus cabras en El Cigarrón, cuya granja acoge en la actualidad unas 3.000 cabras. La explotación produce diariamente unos 2.500 litros de leche que se transforman en 300 kilos de queso.

Hasta la puesta en marcha de la instalación fotovoltaica la explotación se alimentaba con tres motores diesel que funcionaban las 24 horas del día, con un gasto que oscilaba sobre los 3.500 euros mensuales.

La empresa encargada del diseño y la instalación ha sido ‘Cambio Energético’. El dispositivo consta de 120 placas solares que transforman la energía solar en electricidad, logrando una producción diaria que variará entre los 100 Kw durante el invierno y un máximo de 170 Kw en verano. Tanto el suministro trifásico como la producción y el estado de los equipos están monitorizados telemáticamente, lo que garantiza un suministro ininterrumpido.

Quesería El Cigarrón 1Así, la energía procedente de las placas fotovoltaicas permitirá alimentar la bomba hidráulica de la ordeñadora de cabras, los tanques de frío y calor necesarios para el tratamiento de la leche, la cámara frigorífica para el curado de los quesos, la bomba para abastecer de agua a las cabras en toda la montaña, equipos de oficina y toda la iluminación de la granja.

El gerente de Cambio Energético, Ramón Domínguez, explicó que “la instalación solar demuestra que es posible y rentable la sustitución de las fuentes de energía convencionales por energía solar fotovoltaica para obtener ahorros económicos importantes, además de contribuir a un medio ambiente más sostenible”.

La puesta en marcha de la instalación contó con la presencia del presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, y el consejero de Agricultura Ganadería y Pesca, Juan Estárico, así como los dueños de la explotación ganadera. Los representantes del Cabildo recordaron su apuesta por el uso de las energías renovables para el impulso del sector primario insular.

La instalación solar fotovoltaica responde a las necesidades crecientes de energía de origen renovable y respetuosa con el medio ambiente, ha sido posible gracias a la subvención concedida por el Cabildo de Fuerteventura.

En opinión de Teodoro Peña “nuestra apuesta por las energías alternativas supone una inversión de futuro. Hasta ahora teníamos tres motores de diesel funcionando las 24 horas del día con el consiguiente gasto en combustible”.

Las granjas majoreras continúan con su plan de modernización con el uso en sus instalaciones de sistemas de energías limpias, destinadas al proceso de cuidado del ganado y elaboración de los lácteos.