viime kalpeaCOOPERATIVE on saanut 20% LISÄÄ VALMISTUKSEN 50 hehtaaria vähemmän.

Se on kaikkein myrskyisän kampanjan muutama muistetaan, pero nadie podía augurar un final de zafra como el que se ha dado. El optimismo rezuma y se palpa al pasar el renglón y obtener la cuenta de resultados. Resultados que no sólo han sido económicos, mutta että, lo más importante, permiten tener futuro.

El gerente de la Cooperativa Coagrisán, Jacinto Godoy, ha manifestado su total y completa satisfacción por los resultados de una zafra por la que, al principio, nadie hubiera dado un euro. Tesón, constancia y profesionalidad han sido los factores que han determinado una zafra excepcional declaró Godoy a Agroaldea.

La campaña comenzó con el virulento ataque de mosca blanca a los cultivos, lo que llevó a arrancar casi la mitad de la superficie cultivada. A pesar de ello, los agricultores apostaron por el tomate y, junto al proyecto piloto, el gabinete de crisis y la comisión técnica, se logró el objetivo: terminar la zafra en el mes de junio.

Ha sido ésta una campaña de récords, tal y como lo asegura Godoy: hemos batido el récord en producción, en clientes, en tiempo de exportación, en kilos metro cuadrado, en calidad de la fruta y eJacinto Godoystamos a la espera de los precios, que tal como ha sido el año, creemos que estarán bastante bien.

El gerente de la cooperativa añade: “los contribuyentes pueden venir y comprobar que lo que Coagrisán ha hecho con las subvenciones ha sido emplear el dinero con rigurosidad, eficacia y eficiencia: ahí están los resultados. La única empresa de Canarias que ha mantenido clientes, campaña, exportación y, ennen kaikkea, puestos de trabajo, hasta finales de junio.

Lo que le faltó añadir al gerente de Coagrisán ha sido la muestra de colaboración y altruismo que ha demostrado la cooperativa con una decena de ONG’s de la isla a las que, de manera callada, ha donado más de cinco toneladas de tomates de primera y extra.

Coagrisán ha aumentado su producción respecto al año anterior en cerca de cuatro millones de kilos empleando para ello 50 hectáreas menos que en la campaña anterior. En este sentido Godoy es tajante: el cambio de mallas, la lucha integrada y el saber hacer de los agricultores han hecho posible este logro.

La cooperativa ha conseguido acercarse a los veinte kilos de tomate por metro cuadrado en esta campaña, cifra que era impensable con los resultados de los últimos años.

Lisäksi, Coagrisán ha añadido a su producción la certificación de producción integrada que obtuvo el pasado mes de mayo, por la única empresa certificadora: Agrocolor.

Los semilleros han comenzado en el día de ayer para preparar la planta de la próxima campaña.

Jacinto Godoy señala que los retos inmediatos seránno bajar la guardia con las plagas y trabajar en I+D+i en recirculación con el objeto de reutilizar abonos y fertilizantes. Lisäksi, otro reto importante será la optimización del rendimiento de las labores.

Esto demuestra que la actividad agrícola productiva en Canarias debe adaptarse cuánto antes a las directrices europeas y, ennen kaikkea, profesionalizarse.