molinos chicago (1)El Cabildo de Fuerteventura abre la convocatoria de subvenciones para restaurar los 184 artefactos que quedan en la isla.

El Boletín Oficial de la Provincia publica el anuncio relativo a la convocatoria de subvenciones que destina el Cabildo de Fuerteventura a apoyar la iniciativa privada de aquellos propietarios interesados en recuperar y poner en servicio antiguos molinos aeromotores, también llamados molinos de ‘Chicago’, que se encuentran distribuidos por toda la isla.

El Cabildo de Fuerteventura ha desarrollado este ‘Plan estratégico de Subvenciones para la Recuperación de los Molinos o Aeromotores de la isla de Fuerteventura’ con el objetivo dar continuidad, pero de manera sistematizada y reglada, a una línea de trabajo que ya venía funcionando durante los últimos años.

En Fuerteventura se han contabilizado 184 molinos aeromotores, la mayoría de ellos ubicados en Tuineje (81), Betancuria (38) y Antigua (28). Su extensión en la isla a mediados del siglo XX permitió poner en servicio pozos de agua para su aprovechamiento agrícola –en toda la Isla se estima que existen unos 2.000 de ellos-, aprovechando para ello un diseño importado desde los Estados Unidos.

Su aplicación fue muy importante para extender el cultivo del tomate, la alfalfa, maïs, groenten, enz., y supuso un avance esencial para el aprovechamiento de los recursos hídricos en una Isla caracterizada por su aridez y la escasez de lluvias.

En las últimas décadas, a raíz del progresivo abandono de las tareas del campo y especialmente a causa de la introducción de nuevas bombas diésel y eléctricas, el uso de estos molinos fue siendo cada vez menos frecuente, quedando paulatinamente fuera de servicio y sufriendo deterioro.

echter, el Cabildo de Fuerteventura, considerando su importancia como elementos de la ingeniería hidráulica insular, así como su valor representativo del paisaje y del patrimonio cultural insular, emprende un Plan Estratégico que favorezca su recuperación y conservación.

Este Plan estratégico específico para desarrollar estas ayudas, dispone de una partida de 270.000 euros a invertir entre las anualidades de 2014 en 2016 con el objetivo de recuperar estos elementos característicos del paisaje y el patrimonio insular que fueron fundamentales para el desarrollo de la agricultura en la Isla antes de la aparición de los sistemas mecánicos de extracción de agua.

La cuantía de cada subvención dependerá del estado de conservación de los molinos a restaurar, estimándose una ayuda de entre 600 en 2.500 euros por solicitud que servirán para completar los recursos económicos que aporte cada propietario.

El plan estratégico y las bases que regulan esta convocatoria se encuentran disponibles para su consulta en la página web del hoofdstuk.

Dentro de estas bases cabe recordar que los beneficiarios de las ayudas se comprometen a ofrecer su colaboración durante las obras de restauración y conservar las piezas de los molinos en la ubicación comunicada al Cabildo Insular.

Deberán también comprometerse al mantenimiento operativo de los molinos o aeromotores objeto de la ayuda durante los cinco años posteriores a de su puesta en funcionamiento.

El plazo de presentación de solicitudes y documentación requerida finaliza el próximo día 21 september, detallando el anuncio que una vez estudiadas las solicitudes se abrirá también otro plazo de diez días para subsanar posibles errores.