Los contenidos en ácido ascórbico, riboflavina y vitamina B6 son superiores.

Un estudio ha confirmado que las hojas de la planta de la batata, el tubérculo de dulce aroma y sabor, en su versión asada o hervida, contiene niveles significativos de vitamina B6 y otras vitaminas hidrosolubles.

Los autores del estudio apuntan que el contenido en vitamina B6 en las hojas de las batatas es comparable con el de frutas y vegetales como brócoli, avocatiers, carottes, plátanos y coliflor.

La batata es conocida por ser una buena fuente de ácido ascórbico (vitamina C) y de ciertas vitaminas del grupo B que se consideran esenciales para la salud humana.

Investigadores del Centro de Agricultura de la Universidad del Estado de Louisiana, en Estados Unidos, han publicado un estudio en la revista ‘HortScience’ que muestra que las hojas jóvenes y maduras de batata pueden proporcionar cantidades significativas de vitamina B6 y otras vitaminas esenciales.

“El objetivo del estudio era determinar el contenido en ácido ascórbico, tiamina, riboflavina y vitamina B6 en una amplia variedad de tejidos comestibles de las variedades ‘Beauregard’ y ‘LA 07-146’ de batata, dos importantes productores de Louisiana”, explican Wilmer Barrera y David Picha, los autores del estudio.

Los científicos analizaron una variedad de tejidos de la planta de la batata como hojas maduras, hojas jóvenes, pecíolos, brotes, tallos y raíces procedentes de una plantación en la universidad americana a finales de octubre y de nuevo al siguiente septiembre.

Estos análisis revelaron diferencias en el ácido ascórbico (AA) total entre los distintos tipos de tejido. Las hojas jóvenes contenían los niveles más elevados de AA, seguidos de las hojas maduras y los brotes. Los brotes también contenían un contenido significativamente superior que las raíces de batata, los tallos y los pecíolos.

Los estudios también mostraron que el contenido en riboflavina difiere en los tejidos de la batata, pero que era superior en las hojas; las hojas maduras contenían cantidades más elevadas de vitamina B6 en comparación con otros tejidos.

“Las hojas también maduras contenían 3,4 veces más vitamina B6 que las raíces mientras que los pecíolos maduros contenían 2,3 veces más que las raíces”, señalan los autores.

“El tejido de los brotes y las hojas jóvenes también contenía niveles más altos de B6 que las raíces, mientras que el tejido de los tallos y los pecíolos jóvenes eran más bajos que los de las raíces”.

Los científicos concluyen que los contenidos en ácido ascórbico, riboflavina y vitamina B6 eran superiores en los tejidos de las hojas que en otros tipos de tejido. “Nuestros resultados indican que las hojas maduras y jóvenes de la batata podrían proporcionar cantidades significativas de vitamina B6 a la dieta humana”.