AL TÉRMINO DE LA OPERACIÓN SE DISOLVIÓ LA COMUNIDAD DE REGANTES LOS CASERONES.

Los módulos de desalación de La Aldea, con capacidad para producir cinco mil metros cúbicos de agua desalada, fueron adquiridos por el Cabildo de Gran Canaria por un importe de tres millones sesenta mil euros.

Los propietarios de estos módulos estaban agrupados en la Comunidad de Regantes Los Caserones y formaban parte de la misma la cooperativa agrícola COAGRISAN, la cooperativa agrícola COPAISAN, Silvestre Angulo y el propietario del parque temático CACTUALDEA.

El acto protocolario estuvo presidido por José Miguel Pérez, presidente del Cabildo, y en el salón de plenos se dieron cita más de medio centenar de personas, entre las que destacaban el empresario Félix Santiago Melián.

El dinero recibido por las cooperativas les permitirá hacer frente a la complicada situación económica que están atravesando. Supondrá una inyección importante de capital para afrontar la presente campaña.

Nu, el Consejo Insular de Aguas será el organismo encargado de gestionar los módulos de desalación. Además acometerá nuevas inversiones en mejoras de la distribución a las explotaciones agrícolas e incluso al abasto público.

Voorzitter van COAGRISAN, Juan José de el Pino, señaló que esta operación se esperaba desde hace mucho tiempo y con ella se hace, por fin, justicia.

En cuanto al estado de las presas, del Pino informó que se encuentran al 20 por ciento de su capacidad lo cual preocupa a los agricultores. Echter, en esta ocasión, indicó Juan José tendremos agua de las desaladores para hacer frente a la campaña.