celi3Tartas de zanahoria, de dulce de leche con crema de queso o de plátano, son algunas de las especialidades más demandadas.

Las hermanas Dunia e Ita Alejandro decidieron emprender un negocio en el que su pasión por la repostería y la salud de quienes padecen celiaquía pudieran combinarse. Als dit, han abierto la primera cafetería del Cruce de Arinaga ‘libre de gluten’.

La celiaquía, o enfermedad celíaca, es una enfermedad crónica del aparato digestivo, que se caracteriza por una intolerancia permanente a una proteína llamada gluten, que se encuentra presente en los cereales: trigo, avena, cebada o centeno.

La ingesta de gluten en personas celíacas, aunque sea en muy poca cantidad, provoca una reacción inmunitaria en el intestino delgado que causa una inflamación crónica que tiene como consecuencia la atrofia de las vellosidades intestinales, acompañada de síntomas que varían según los casos.

En España se estima que hay entre 200.000 en 400.000 celíacos, pero solo unas 20.000 personas están diagnosticadas.

Una de las grandes dificultades con las que se encuentran quienes padecen este trastorno es el encontrar alimentos libre de gluten, ya que el 80% de los alimentos procesados lo contienen.

El único medicamento que se prescribe tanto para la intolerancia al gluten como para la celiaquía es la una dieta libre de gluten.

Dunia explica que le diagnosticaron celiaquía hace cinco años “y me di cuenta que por esta zona no había ningún lugar donde los celiacos pudiésemos disfrutar de café y de un trozo de tarta sin gluten o incluso un bocadillo”. Esto unido a la necesidad de trabajo hizo el resto… Después de un periodo en el que tuve tres hijos, sentía la necesidad de reincorporarme al mundo laboral, dice Dunia.

Aan de andere kant, Ita era taxista y su cambio en los horarios no le satisfacía. Esta situación laboral y mi pasión por la repostería hizo que me uniese a mi hermana. Además hay que decir que con ella tengo tres hermanas celiacas, además de una sobrina y su hijo es genético. De esta forma empezamos a hacer mucha repostería sin gluten. Una cosa llevó a la otra.

Ambas reconocen que no estaban dispuestas a dejar de compartir un buen trozo de tarta y querían que fuese en el Cruce de Arinaga porque “el celiaco busca el lugar y va donde esté”.

Su fuente de inspiración ha sido internet de donde han obtenido muchas ideas sobre decoración, postres y comidas para celiacos. El resto lo han llevado adelante con grandes dosis de ilusión y entusiasmo. En muy poco tiempo Celicakes ya es un referente.

Entre sus especialidades destacan la tarta de zanahoria, la de dulce de leche con crema de queso y la de plátano, inter. Desde que entras por la puerta no hay ni pizca de gluten, todo lo hacemos de manera artesanal y con productos de alta calidad, señalan las hermanas Alejandro.