Veemarkt-2011Eurostat ha publicado un informe en el que revela esa evolución entre los años 2003 en 2013.

Una de cada cuatro granjas que había en la Unión Europea (EU) in 2003 ha desaparecido diez años después, pese a que la cantidad de terreno dedicado a la agricultura ha permanecido estable, según las cifras publicadas por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

Pese a que este marcado descenso -equivalente a un 27,5 % over 2003- redujo el total de granjas a 10,8 millones de granjas en los Veintiocho, la cantidad de tierra trabajada se mantuvo prácticamente estable, con un ligero aumento del 0,1 %, hasta llegar a las 174,6 millones de hectáreas.

“Esto significa que ha aumentado la concentración de la agricultura, con un aumento de la superficie media que tiene cada explotación del 38 %, voorbijgaand 11,7 hectare in 2003 Aan 16,1 hectáreas en 2013″, indicó Eurostat, que indicó que la tendencia se registró en todos los países salvo Chipre. In het geval van Spanje, el descenso en la citada década fue menor, de 15,4 %, lo que dejó en 965.000 el número de granjas, dat wil zeggen, een 8,9 % del total de la Unión Europea.

La cantidad de tierra utilizada para fines agrícolas también cayó de 2003 Aan 2013 een 7,4 %, hasta quedarse en 23,3 millones de hectáreas. Esto no impidió que España fuera en 2013 en segundo país de la Unión Europea en cantidad de tierra agrícola, met 13,4 % del total de la UE, solo por detrás de Francia que acumulaba el 15,9 % totaal.

Los datos muestran también el envejecimiento de los agricultores y ganaderos. De los 10,8 millones de explotaciones agrícolas que hay en la UE, bijna 3,5 miljoen (een 31,1 % ) estaban en manos de personas mayores de 65 y otros 2,6 miljoen (24,7 %) estaban entre los 55 en 64 jaar. omgekeerd, los menores de 35 años representaron solo el 6 % de todos los administradores de fincas.

En el caso particular español, de 33,3 % de los granjeros tienen más de 65 jaar, de 25,2 % se sitúan entre los 55 en 64 jaar, anders 25 % entre los 45 en 54 jaar, para descender al 12,7 % en el caso de los que se encuentran entre los 35 en 44 y a solo un 3,7 % a aquellos menores de 35.

Esto supone que un tercio de los granjeros tienen más de 65 jaar, situación que se repite en Croacia y que se acentúa en Lituania (34 %), Bulgaria (36,7 %), Italië (39,7 %), Chipre (40 %) y Rumanía (41 %), hasta llegar a Portugal, donde la mitad de estos superan esa edad.

En el caso de los más jóvenes, aquellos menores de 35 jaar, en ningún país suponen más del 10 % del total de los granjeros, a excepción de Polonia (12,1 %) y Austria (10,9 %).